La empresa tomó la decisión después de que la plataforma Facebook Live, el servicio de transmisión de video, fue utilizada para transmitir el homicidio de una bebé en Tailandia, y otro de Cleveland en el que un hombre mostró cómo disparaba a otro hombre.

Facebook también ha sido criticado por hacer un mal trabajo eliminando el contenido que viole sus propias reglas, como en el caso del fotografías con desnudos, ventas ilegales de armas, etc.

Mark Zuckerberg, el director ejecutivo de la empresa, señaló que los episodios recientes fueron “desgarradores” y que los nuevos moderadores se sumarán a las 4500 personas que ya tiene en su equipo de operaciones para la comunidad.

“Si vamos a construir una comunidad segura, necesitamos responder rápidamente… Estamos trabajando para hacer que sea más fácil reportar estos videos, de manera que podamos tomar la acción adecuada de manera más pronta”.

Zuckerberg también apuntó que Facebook facilitará que los usuarios y los empleados de la empresa tomen medidas cuando detecten un problema.

Pese a las promesas de Zuckerberg, muchos usuarios de la red social se mostraron escépticos. La mayoría de los moderadores son contratistas que reciben un sueldo relativamente bajo y viven alrededor del mundo. Usualmente revisan una publicación por solo algunos segundos. Una investigación de la Radio Pública Nacional estadounidense (NPR) llevada a cabo el año pasado halló que los estándares de contenido de Facebook eran aplicados de manera inconsistente.

Horas más tarde de estos anuncios, se presentó el reporte financiero trimestral de Facebook mostrando un crecimiento gracias a la popularidad de los videos en su plataforma.