Por Tucán Pereyra Iraola

Hace unas horas llegué de Asunción, cansado es verdad, debido a la gran cantidad de programas nocturnos organizados por nuestros hermanos paraguayos… pero al mismo tiempo con una gran sensación de trabajo cumplido. Hace un año y monedas recibí un mensaje de Juanjo Arnold: «Hola Tucán, ayer asumí como presidente de la Federación Paraguaya de Polo y lo primero que estoy haciendo en mi gestión es llamarte…». Me impactó mucho esa frase y a partir de ahí empezamos a planificar, a crear… a soñar. El año pasado ayudé en dos torneos de distintas maneras. Ahí me di cuenta que teníamos que organizar el Abierto de Paraguay, el primero de la época profesional por llamarlo de alguna manera y no ofender a la gente que trabajó en el pasado y mucho.

Mi rol fue conseguir jugadores argentinos, sponsors y el apoyo de ESPN. Todo se cumplió y quedamos más que satisfechos en este primer gran paso. Los jugadores argentinos que conseguí fueron un lujo: Manuel y Andrés Crespo, Silvestre y Martín Donovan, Gino Ringa, Manuel Toccalino y Nicolás Corti Maderna. A ellos se le sumaron otros argentinos destacándose obviamente Horacio Heguy, figura y leyenda de Indios Chapaleufú.

«Este es nuestro piso, quiero ir por mucho más en el polo Paraguayo, ponerlo en otro nivel», dijo Juan José Arnold. Y la verdad que empuje no le falta luego de sacar adelante un torneo que fue complicado ya que sufrió una postergación debido a la gran cantidad de agua. Gracias a Dios, el sol salió finalmente, y el pasado sábado 25 y domingo 26 de mayo quedarán en la historia por la participación de ocho equipos y la consagración de Automotor de la mano de un brillante Horacito Heguy y el siempre talentoso Bete Donovan.

La hospitalidad de los paraguayos, marca registrada, completaron un combo muy atractivos para todos los jugadores extranjeros. Alojados en el Hotel Factoría, el mejor de Asunción, y disfrutando de noches en el Casino Asunción, Alma Cocina con Fuegos, Morena Bar y hasta una sesión de tiro con armas en el RC4 (Regimiento de Caballería 4), tenis, paddle, asados y más asados. Un lujo todo.