Desde marzo del año pasado, cuando su hermana se casó con el polista Mariano Uranga, y un poco antes también, Sebastián Estevanez (47) se convirtió en un fiel habitué de las competencias del polo así como del mundo hípico en general.

Sin embargo, este martes 1º de mayo, Día del Trabajador, el reconocido actor pisó Palermo (entre Libertador y Dorrego), con los escenarios del Hipódromo y el Campo Argentino de Polo de fondo, ya no como espectador sino como flamante jugador.

¡Sí! El protagonista de Golpe al corazón, la novela de Telefe que terminó en marzo, debutó en una cancha reducida de cuatro integrantes, junto a su cuñado, y dos de los polistas argentinos más célebres de todos los tiempos: Polito Pieres y Nacho Figueras.

“Lecciones de POLO con el gran @nitouranga, @solestevanez #familia y #deporte”, escribió el actor al lado de una foto que publicó junto a dos tacos de polo y su maestro: Nito, tal como llaman a su cuñado en el mundo del polo. “Los amo”, respondió Sol.

Por su parte, el propio Uranga subió una postal junto al actor arriba de su caballo y a su lado expresó: “Con el capo de @sebastian.estevanez preparándonos para el 1 de mayo @asocdepolo @eduardonovillo @delfinuranga”. “Me duele todo, Nitoooo!”, le contestó con humor Sebastián.