Durante cuarenta años el polo ha sido su pasión, y una afición que compartía con Camilla, ferviente seguidora de este deporte. A partir de hoy, el Príncipe de Gales solo asistirá a los partidos como espectador, informó hoy, jueves, un portavoz de Clarence House, su residencia oficial londinense.

En el 2005, el príncipe de Gales, al cumplir 57 años, tomó la decisión recientemente tras considerar que había llegado la hora de abandonarlo, añadió la fuente. Desde 1992, el heredero de la Corona participaba en partidos con fines caritativos, con los que consiguió una recaudación de unos doce millones de libras (unos 17,4 millones de euros).

Todos recuerdan al heredero de la Corona Inglesa junto a famosas españolas como Isabel Preysler o Isabel Sartorius en encuentros sufragados por empresas como Porcelanosa. Hasta el año 1992, el príncipe jugaba de manera competitiva en todo el mundo.

El portavoz de Clarence House agregó que sus hijos, los príncipes Guillermo y Enrique, seguirán practicando este deporte en la medida de lo posible, pues siguen carreras militares. El príncipe Enrique estudia en la academia militar de Sandhurst, al sur de Inglaterra, donde espera entrar pronto su hermano Guillermo.

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/66385/0/principe/carlos/polo/#xtor=AD-15&xts=467263