El Campeonato Mundial de Polo de 2017 fue la XI edición del torneo de selecciones más prestigioso del mundo. Se disputó entre el 21 y el 29 de octubre de 2017 en las instalaciones del Sydney Polo Club ubicadas en Sídney (Australia).

El campeón fue la Selección de polo de Argentina, conjunto que alcanzó su quinto título al vencer por gol de oro en la final a Chile (ocho goles a siete).

Las distintas selecciones del mundo intentaron ser uno de los ocho participantes en este campeonato disputando partidos en sus respectivas zonas de clasificación. Las selecciones que lograron clasificar son Australia (como anfitrión), Chile (como campeón defensor),4​ Estados Unidos (como ganador de la zona A), Argentina (como ganador de la zona B), España (como clasificado de la zona C), Inglaterra (como clasificado de la zona B), Nueva Zelanda (como ganador de la zona D) e India (como ganador de la zona E).

Este campeonato, de 14 goles de hándicap,5​ fue organizado en conjunto entre la Federación Internacional de Polo (FIP), la Federación Australiana de Polo (APF), el Sydney Polo Club, la Agencia de Turismo Destinos Nueva Gales del Sur y el Gobierno de Nueva Gales del Sur. Fue realizado dos años después del último torneo, disputado en Santiago de Chile, por lo que nuevamente cambió la duración de un campeonato a otro (inició con dos años, luego pasó a tres, después a cuatro para volver a dos).

Fue la segunda oportunidad en que el campeonato mundial se disputa en Australia; en 2001 la fase final del mundial se realizó en Melbourne. Australia se convirtió en el tercer país en organizar dos mundiales, después de Argentina (1987 y 2011) y Chile (1992 y 2015).