El primer clásico se produjo en los años 40 de la mano de dos equipos : El Trébol y Venado Tuerto. Desde 1939 hasta 1950 el polo se monopolizó en estos dos equipos. Se sumaban pasiones en cada final en Palermo, cuyas tribunas no alcanzaban para contener a los miles de espectadores que iban alentar a estos verdaderos señores del polo. El Trébol cuya formación más recordada es la que integraron Luis y Heriberto Duggan y Julio y Carlos Menditeguy dominaron entre 1939 y 1943, mientras que Venado Tuerto con Luis y Roberto Cavanagh y Enrique y Juan Carlos Alberdi entre 1944 a 1950. No quiero dejar de mencionar que la figura más grande de esos años fue sin duda Carlos Menditeguy más conocido como Charlie, un personaje fuera de serie quien no sólo fue un espectacular polista de 10 goles de hándicap, sino que se destacó como jugador de golf y corredor de autos. Uno de los personajes más visibles de la vida social y un auténtico playboy y deportista completo.

Para esos años el polo argentino ya había alcanzado una estatura monumental. Y con el tiempo, se fueron sumando jugadores con diez goles de handicap: Juan Traill, Lewis Lacey, Juan Carlos y Enrique Alberdi, Carlos y Julio Menditeguy, Luis Duggan, Roberto Cavanagh, Juan Carlos (h) y Alfredo Harriott, Francisco y Gastón Dorignac, Horacio y Alberto Pedro Heguy, Gonzalo Tanoira, Daniel Gonzalez, Alfonso y Gonzalo Pieres, Ernesto Trotz (h), Marcos, Gonzalo, Horacio (h), y Bautista Heguy, Eduardo e Ignacio Heguy, Adolfo Cambiaso (h), Miguel Novillo Astrada, Mariano Aguerre, Marcos Heguy, Gonzalo Pieres (h), Pablo MacDonough, Facundo Pieres, Juan Martín Nero, Agustin Merlos, Bartolomé Castagnola, Lucas Monteverde.