Hace tres semanas Polo Today le hizo una nota a Gonzalo y una de las preguntas fue: «¿Te llamó alguien luego de la gran actuación en el CAIH?». La respuesta a esa pregunta fue «Por ahora nada concreto».

Bueno, ese panorama ahora cambió. Hace pocos días recibió el llamado de Jejo Taranco, de La Dolfina, para empezar a dar una mano en la organización. Hoy, lunes 3 de junio, Gonzalo se instalará por 15 días antes que la mayoría se vaya a Denver. Luego volverá en la temporada alta para jugar ahí. «La verdad que no caiga, tengo que aprovechar esta oportunidad al máximo».

 

EL MVP DEL CAIH

“Pensamos en abandonar, pero lo mejor vino a raíz del accidente”

Gonzalo fue el MVP de la final del Campeonato Argentino del Interior con Handicap, consagrándose campeón con Santa Fe, luego de derrotar a San Luis. Jugó junto a Gastón Beguerie, Magín Bustos y Nicolás Sívori.

Ahora que pasaron un par de semanas… ¿Qué significó para vos y para Santa Fe este título?

Significó muchísimo, siempre es un placer jugar para mi provincia y más representando a Venado Tuerto. Está buenísimo el reconocimiento de todos y da ganas de seguir por más.

Empezaron mal con el vuelco del camión que llevaba los caballos. ¿Pensaron realmente, después de eso, que podían ser campeones?

Gracias a Dios tuvimos una desgracia con suerte. Donde corrieron riesgo los petiseros, el chofer y los caballos. A nadie le pasó algo grave, pero tuvimos muchos caballos que se quedaron sin jugar lamentablemente. Por un lado pensamos en no jugar pero la noche antes del torneo nos juntamos los cuatro y nos dijimos: “Llegamos hasta acá, arrancamos mal… ahora ganémoslo”, creo que eso nos dio mucha fuerza para poder ganar el torneo.

¿Qué fue lo mejor que tuvo el equipo?

Lo mejor del equipo vino a raíz del accidente, todos nos apoyamos, repartimos caballos, curamos los que estaban mal… pasó a ser todo de todos. Estuvimos muy unidos y eso fue clave para ganar el torneo.

¿Te sorprendió ser elegido el MVP de la final?

Si, muchísimo. Sentí que fue un buen partido mío pero no me lo esperaba. Es lindo el premio y estoy muy agradecido con todos los que me apoyan en esto.

Contame un poco de tu historia. ¿Cómo y por qué empezaste a jugar al polo?

Mi historia con el polo arranca gracias a mi viejo, un fanático. A él le debo todo, soy lo que soy por él. Obviamente que gracias a mamá también. Arranqué a los seis jugando en Venado Tuerto, con mis hermanos, amigos y gente del club que siempre tuvo una muy buena disposición para dejarnos jugar de chicos. Así fui arrancando, jugúé todas las copas de chicos en Buenos Aires y lo que más me marcó son las copas del interior que es donde hice amigos para toda la vida.

¿Cuál es tu idea a futuro? ¿Te llamó alguien después de tu gran actuación en el CAIH?

Mi idea es mejorar y de a poco es subir de hándicap e ir subiendo el nivel de juego. Mientras tanto seguir jugando lo que se pueda y confío que algún día oportunidades van a llegar. Tuve algunas propuestas de viaje, pero por ahora nada concreto.

¿Cómo estás de caballos?

De caballos siempre se puede estar mejor, estoy agradecido con lo que tengo, pero soy consciente de que tengo que ir mejorando el lote.

¿Vas a estudiar alguna carrera o te vas a dedicar al polo?

De chico siempre quise dedicarme al polo y ahora se puede decir que lo estoy haciendo. Mis viejos me exigieron que termine el colegio y ahora me apoyan y lo único que me recuerdan es que lo haga con responsabilidad y con garra.

¿Tenés algún padrino que pueda darte una mano?

No tengo un padrino específico. Son muchísimas las personas que me ayudan, pero hay tres que son ejemplos para mí: uno es mi hermano Tomás, el Chiru Beguerie y Junior Cavanagh, ellos siempre saben que es lo mejor para mí y me dan una mano grande en muchos sentidos. Igual quiero agradecer a todos los que siempre me apoyaron, gente del club y del interior. Esto es un camino larguísimo y sin la ayuda de gente que quiere lo mejor para uno… no se puede.