Manuel Andrada integró el equipo de polo argentino que se presentó en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936, junto a Andrés Gazzotti, Roberto Cavanagh y Luis Duggan, como titulares y como suplentes Juan Nelson, Diego Cavanagh y Enrique Alberdi.2​

Argentina ya había ganado una medalla de oro en polo en los Juegos Olímpicos de París 1924. En Berlín solo se presentaron cinco equipos (Alemania, Argentina, Gran Bretaña, Hungría y México); Estados Unidos, por su lado, una de las potencias del polo, no envió equipo.

Se formaron dos grupos: Argentina, Gran Bretaña y México jugaron entre sí para definir los dos equipos que jugarían la final; Hungría y Alemania, por su lado, jugaron entre sí, para definir cual de los dos disputaría la medalla de bronce con el equipo del grupo A que no alcanzara la final.3​

En la primera ronda, Argentina le ganó a México 15:5, que también fue vencido por Gran Bretaña 13:11. Los dos ganadores debían jugar la final entre sí, en tanto que México jugaría por la medalla de bronce contra Hungría, que finalmente superó a Alemania.

El partido final entre Argentina-Gran Bretaña se jugó el 8 de agosto. Argentina impuso una superioriad total ganando 11:0 (1:0;1:0;2:0;0:0;4:0;1:0;2:0). A partir de este partido, el polo no volvería a integrar el programa oficial de los Juegos Olímpicos.