Facundo Pieres «Sangre, sudor y elegancia», esa fue la tapa número 25 de Polo Today con una espectacular producción de la fotógrafa Andy Cherniavsky. El crack de Ellerstina se prestó a la producción propuesta por la revista y se bancó unas horas en el estudio fotográfico.

La misma fue en octubre de 2008, año clave en la carrera de Facundo y Gonzalo, ya que cuarenta días más tarde estarían en lo más alto del podio luego de vencer a La Dolfina con el recordado gol de Gonzalito desde lejos en chukker suplementario.

En la nota el uno de Ellerstina dejaba estas frases:

«Más que un estilo de vida, para mí el polo es mi forma de vida. Me acostumbré a que todo lo que me pasa gire alrededor del polo. Lo bueno es que no lo veo como un trabajo porque lo disfruto».

«Para mí la familia es lo esencial. Todo lo que soy se lo debo a mi familia, porque si no fuera por mi viejo y mi vieja no jugaría al polo. Mi viejo me inculcó la relación con el deporte, pero mi vieja me dio y me da una mano en otras cosas. Papá es más despelotado, más personaje. Mi vieja hizo más fuerza en la educación, me enseño muchas cosas, lo que está bien y lo que está mal. Siempre que te puede dar una mano, te la da. Papá es muy vivo para los negocios, para los caballos. Me encantaría pensar como él en muchas cosas. Y tiene incorporados los famosos 10 segundos  para contar antes de enojarse. Es muy tranquilo.»

«Tengo mis días buenos y mis días de mal humor. Por lo general, trato de no esta ofuscado, porque a mí mismo me molesta ver a gente de mal humor a mi alrededor. Diría que el 70 % de los días estoy de buen humor. Además, soy un poco calentón y no me gusta guardarme las cosas. En algunas situaciones reacciono y digo las cosas que pienso y a veces me juega en contra».

 

«La verdad es que no me puedo quejar. Desde muy chico siempre hice lo que quise. Pude viajar y conocer lugares. Hacer lo que a uno le gusta no tiene precio y, además, me pagan por hacerlo. Es un sueño hecho realidad. A su vez, tengo la posibilidad de poder estar siempre».