Desde su llegada a la F1, Liberty dejó claro que quería una competición remozada y mejorada. Aún no ha tenido el tiempo suficiente para cambiarlo todo, pero los dueños de la Fórmula 1 lo tienen claro:

· Más carreras: No llegarán a 25, pero la cifra no estará lejana esa.

· Una F1 más sencilla: Cercanía con el aficionado, uso de redes sociales para captar a nuevos aficionados. Se tiende a una fórmula que se acerque a la Indy.

· Televisión a la carta en cada país: Se estudiará cada país y cada situación, por lo que puede haber muchos cambios para tratar de llegar a todos los aficionados.

· Pilotos como héroes: Los estudios de Liberty revelan que el principal valor de la F1 son los pilotos, los héroes: la tecnología importa mucho menos.

· ¿Nueva parrilla? Liberty quiere una primera línea formada por tres monoplazas, para alternar por detrás con dos y volver en la tercera, de nuevo, a tres coches