La Asociación Argentina de Criadores de Caballos de Polo, ve con preocupación la eventual producción de Caballos de Polo Manipulados Genéticamente, Mutados o Editados tanto para el deporte como para la cría.

Es de destacar que la producción de Organismos Animales Genéticamente modificados (OAGM) está regulada y controlada por la normativa vigente del MINISTERIO DE AGROINDUSTRIA DE LA NACION, que exige la evaluación previa caso por caso y una fase experimental.

Asimismo tal como lo expresa el Reglamento de Clonación de Sociedad Rural Argentina, al que adherimos, en su Capítulo III, Articulo 4, punto 5 : “ En ningún caso se aceptarán inscripciones por la técnica de clonación que incluyan organismos genéticamente modificados (OGM), ya sean individuos originarios de material donante nacional y/o importado.

El dopaje genético, y el uso indebido de terapias genéticas para mejorar el rendimiento, es la siguiente fase del dopaje que enfrentarán los deportes ecuestres.

Deben desarrollarse métodos de detección eficientes y precisos para disuadir a aquellos que buscan utilizar el dopaje genético en caballos y poder así mantener la integridad del deporte.

El dopaje genético no solo es riesgoso; también es injusto. Además de dañar potencialmente a los caballos, el mismo es considerado poco ético por las organizaciones deportivas internacionales y la Federación Internacional de Autoridades Hípicas, ya que viola el espíritu del deporte, amenaza su integridad y ejerce presión coercitiva sobre aquellos que compiten limpios.

Es así que mediante esta nota se informará de esta preocupación al Ministerio de
Agroindustria de la Nación, a la Secretaría de Deportes de la Nación, a nuestros criadores, a las otras asociaciones de criadores de caballos y a las instituciones de deportes ecuestres que defienden el Fair play, para que no convaliden estas técnicas tan distorsivas y peligrosas para el deporte y la cría.

Fuente: Asociación Argentina de Criadores de Caballos de Polo
Foto: Irina Kazaridi