La Asociación Argentina de Polo (AAP) junto a la Asociación Argentina de Jugadores de Polo (AAJP) han creado una nueva competencia que formará parte del calendario oficial de otoño: la Evolution Cup, que se disputará en la Sede Alfredo Lalor de Pilar, los días 24, 26 y 29 de abril próximos.

El torneo está reservado para los 8 equipos de mayor hándicap (entre 28 y 34 goles) que se inscriban -fecha límite: 13/4- y se disputará con eliminación directa: cuartos de final, semifinales, partido por el tercer puesto y final. Tras los encuentros decisivos y la ceremonia, habrá una gran fiesta, que cerrará este nuevo torneo en el que se desarrollará un polo de alto handicap para evaluar reglas: la AAP y la AAJP tienen la obligación y el compromiso de llevar nuestro deporte al próximo nivel.

Recordamos algunas de las principales reglas de la Evolution Cup: 

 

– Cada uno de los conjuntos inscriptos podrá tener hasta un (1)  jugador de 10 goles de valorización en tanto que el mínimo individual válido para participar será de 6 goles.

– Cada equipo deberá tener al menos un suplente completamente listo durante toda la duración del partido que se esté llevando a cabo.

– La modalidad de esta competencia será con hándicap y los partidos se disputarán a 6 chukkers.

– Cada participante podrá llevar a la cancha un máximo de 9 (nueve) caballos y los mismos serán presentados mediante una lista de buena fe previa a cada encuentro. Para certificar esto habrá en cada palenque un veedor que se ocupará de validar dichas listas. Las mismas podrán ser modificadas hasta 3 (tres) caballos entre partido y partido. Una base de 6 (seis) caballos se deberá mantener  de manera obligatoria durante todo el certamen.

– Si un jugador comete 6 (seis) infracciones en un partido deberá abandonar el encuentro hasta la finalización del mismo y el suplente ocupará su lugar en el campo de juego. El árbitro (tercer hombre) llevará la cuenta de los foules cometidos por cada jugador y, de llegar alguno de ellos al límite de 6 (seis) se lo comunicará el veedor del palenque. Estas faltas no serán acumulables entre partido y partido.

– Tras cada gol no se cambiará de arco como se realiza habitualmente y esto solo se modificará cada tres chukkers.

– Después de que se marque un gol el equipo que recibió el mismo repondrá el juego desde las 60 yardas propias, el referee ubicará la bocha en esa línea y dará un tiempo prudencial al rival para que se disponga a una distancia mínima de 30 yardas.  El referee dará la orden de juego.

 

– Cada gol marcado desde una distancia mayor a 80 yardas será contabilizado como doble.  Para este motivo se trazará como referencia visual una línea semicircular de tabla a tabla equidistante del arco.